Loading...

lunes, 23 de julio de 2007

El Perú invade Caracas por siete días

Desde el sábado 21 y hasta el 28 de este mes los caraqueños tendremos la oportunidad de degustar el Festival Gastronómico del Perú, una de las cocinas más prolíficas del mundo, ya que reúne al menos 5.000 años de historia preinca, inca, colonial y republicana con los sabores de cuatro continentes.

Raúl Hung, Chef de CHIRÚ, es un joven que tiene la historia milenaria de la cocina peruana bien grabada en sus papilas gustativas; en sus venas corre un manantial de sabores, gracias a la mezcla de su ascendencia peruano-asiática. Él asegura no haber desayunado jamás una arepita criolla, en su casa los sabores de la tierra de sus ancestros con sus fuertes desayunos de arroz y pescado siempre dominaron a los de la patria que los adoptó, Venezuela.

Con sabores heredados y aprendidos Raúl Hung será el encargado de seducirnos con las creaciones más representativas de las cuatro zonas geográficas que determinan la gastronomía peruana: la capital, la costa, la sierra y la selva.

En el Festival podremos degustar platos tradicionales como el exquisito Ají de gallina, los favoritos de la cocina moderna como son los cebiches y tiraditos, el lomo saltado de la cocina de la selva, el arroz Chaufa nacido de la influencia china-cantonesa o la Causa limeña que tiene su historia en la guerra Independentista. Cada día el chef nos sorprenderá con una creación diferente a los cuarenta ya propuestos en la carta de CHIRÚ, además contarán con una selección de vinos cuidadosamente escogida para acompañar a cada plato.

CHIRÚ acoge sólo 80 comensales así que mi recomendación es que reserve por los teléfonos 285-19-60/ 285-54-58/ 286-97-20. C.C las Cúpulas entre 2da y 5ta transversal de los Palos Grandes.

miércoles, 11 de julio de 2007

33.9 OYSTER BAR...Como en la última cena de Da Vinci

33.9 OYSTER BAR, es un bar de ostras y otras cositas más que toma su peculiar nombre de las medidas del local, 33.9 metros cuadrados. Sí, el bar es pequeñito, pero me atrevo a decir que justamente es esa característica la que le aporta uno de sus mayores atractivos, ofrecer un ambiente sencillo, discreto y exclusivo.

Como en una versión moderna del cuadro “La última Cena” de Da Vinci, los comensales disfrutan alegres y en total armonía en lo que a simple vista podría parecer una gran mesa, pero que en realidad son varias mesas muy pegaditas que acogen a 20 comensales; uno puede ir en pareja y al final terminar conversando con el vecino de la mesa de al lado.

Su chef es José Manuel Pacheco, un joven emprendedor venezolano, egresado de los fogones del Cega, ha estado cocinando en España de la mano de Paco Roncero y bajo la tutela de Ferrán Adriá, número uno del mundo, con ese aval creo que usted lector no necesita más presentación. José Manuel ha adquirido tras su paso por el Viejo Continente habilidades especiales en la preparación de tapas y mini platos, los cuales por supuesto están presentes en la carta del Bar, pero también asume el reto de complacer los paladares de quienes no gustan o no pueden comer frutos del mar.

En 33.9 Oyster bar usted puede aventurarse y pedir un cordero con total tranquilidad, lo mismo que un exquisito plato de pasta con una salsa de queso de cabra y tomates cherry o deleitarse con la especialidad de la casa y ordenar las degustaciones de ostras frescas desconchadas al momento, con aderezos de champaña, picante y tope de wakame, entre otras, hasta las infaltables ostras calientes, con su versión Rockefeller y la tempura. En platos principales ofrecen los risottos de otras, diversas pastas, asopado de mariscos y los pescados del día.

Desde del 1ero. de agosto próximo estarán abriendo nuevamente al mediodía a partir de las 12 en punto, ofreciendo un menú basado en calorías controladas, un salad bar con el que pretenden solucionar los inconvenientes de tiempo, calidad y salud que a la hora del almuerzo padecemos los agitados caraqueños.

Mi recomendación es que reserven para que no tengan que esperar, un tip importante es que su cocina no cierra temprano. Cuenta con buenos vinos y la asistencia del sommelier Sr. Francisco Marambio.

33.9 OYSTER BAR 2842823.
Direccion... 1era. av. De los palos grandes, edf. Flora, P.B. (semáforo del Altamira suites, a la derecha, media cuadra a la derecha)

domingo, 1 de julio de 2007

OUI

OUI es una compañía que ofrece servicios de catering que nació hace menos de un año cuando la venezolana Alejandra Rodríguez, abogada y magíster en Ciencias políticas y la francesa Ketty Zettium, especialista en arte y chef parisina, decidieron unir energías para crear una propuesta innovadora, fresca y con muy buen gusto que prestara servicios gastronómicos a empresas y particulares.

Este par de inteligentes mujeres consiguió la forma de distinguirse de la competencia mezclando con maestría la cualidad hedonista de los fogones y la sabiduría popular que reza que “las personas se deleitan comiendo con los ojos”. Por esa razón y con todas las limitaciones cambiarias que existen en Venezuela, hacen maromas con tal de importar envases y demás recursos que les permitan seguir innovando con presentaciones geniales e ingredientes de la mejor calidad para poder ofrecer productos de altura.

Para OUI la seducción comienza desde antes de saborear el bocado, el espectáculo visual de sus creaciones hace que el goce sea más placentero al degustarlo, mezcla que les ha merecido que empresas y organizaciones de gran prestigio les hayan confiado sus eventos y obsequios, a pesar de su corta historia. Countreau, Banesco, El Nacional, Naciones Unidas y la UNESCO son algunos de los nombres que forman parte de su cartera de clientes.

Juntas, Alejandra Rodríguez y Ketty Zettium, han hecho el maridaje perfecto entre los sabores de la gastronomía del viejo continente, el exótico sabor criollo y el arte del buen gusto con originalidad. Su propuesta gourmet es abundante, abarca desde los infaltables tequeños presentados en conos transparentes que contienen tres piezas para que las personas no tengan que perseguir al mesonero (ya que un tequeño nunca es suficiente), hasta abrebocas de fusión como la polenta de chicharrón o el de morcilla con manzana.

Para ellas el proceso creativo no cesa ya que les “aburre” repetir los mismos platos, son artistas de la cocina, por eso se niegan a encerrarse en cuatro paredes, pues es la magia de inventar algo diferente para cada evento es lo que las motiva y las hace responder con un “NO” rotundo y al unísono ante la pregunta de si llevarían su gastronomía a un restaurante.

Para contactarlas 0212 265 79 39 0414 328 85 55 0412 252 96 68
e-mail ouisomos@hotmail.com