Loading...

martes, 5 de abril de 2011

El SIG una década de placer sibarita

Este año, el Salón Internacional de Gastronomía cumple 10 años como punto de encuentro de la escena gastronómica nacional e internacional, una ilustre historia que ha permitido al público venezolano —aficionados, expertos y profesionales— seguir muy de cerca muchos de los grandes nombre de la cocina y el mundo del vino y crear una legión de amantes del buen comer y el buen beber.


De el 7 al 9 de octubre, por décimo año consecutivo el Salón Internacional de Gastronomía recibirá en Caracas a los miles de sibaritas venezolanos con una de las ofertas más apetitosas de la ciudad: un menú que incluye reconocidos chef locales e internacionales, expertos en enología y destilados, empresas del ámbito gastronómico y productos y servicios afines quienes a través de conferencias, demostraciones, catas y degustaciones se unen bajo el lema: “De la innovación a la tradición”.

Con Helena Ibarra y José Luis Álvarez como anclas nacionales, junto con los invitados internacionales ya confirmados como, el chef Sergi Arola, la enólogo María Isabel Mijares y el presidente de la Real Academia de la Gastronomía Rafael Ansón, junto a los chefs venezolanos Sumito Estévez, Juan Carlos Bruzual y Wendoly López en una lista que pronto tendrá nuevas sorpresas, las instalaciones del Centro de Exposiciones del Centro Comercial Líder será nuevamente el epicentro de la escena gastronómica venezolana.

Desde que se inaugurara en el año 2002, además de constituirse en el principal evento gastronómico y enológico del país, el salón ha cumplido con creces la misión para la cual fue creado: promover el encuentro del público venezolano con figuras, experiencias y temas de la buena mesa, así como el diálogo entre los profesionales de este ámbito.

En sus nueve primeros años, el SIG ha sido una intensa y enriquecedora experiencia de encuentros con grandes chefs venezolanos y de otros países como Argentina, Brasil, Chile, España, Francia, Inglaterra, Italia, México y Perú; se han dictado más 400 talleres; se han producido más de 500 catas de alimentos y vinos cosechados y producidos en más de 12 países; se han organizado 10 encuentros gastronómicos del más alto nivel; más de 500 empresas han presentado sus productos, sus marcas, sus profesionales, sus técnicas y sus visiones gerenciales y del mercado. Los chefs internacionales han sido invitados a las cocinas de los más selectos ejemplos de la restauración en el país para complacer el paladar venezolano y retarlo con propuestas enmarcadas en la vanguardia gastronómica universal. Con cada edición, el SIG ha crecido en sus intereses, en la versatilidad de sus propuestas y en el alcance de sus reflexiones.

El SIG ha sido el lugar de confluencia, el punto de encuentro del público venezolano de varias generaciones con los mejores productos, con los profesionales de más alto nivel y con las principales tendencias mundiales de la gastronomía y la enología. El positivo impacto del SIG, así como los de otras importantes iniciativas venezolanas de las últimas tres décadas (los inolvidables Cuadernos de la gula, de Ben Ami Fihman; el CEGA; la Academia Venezolana de Gastronomía; la Academia Venezolana de Sommeliers; los libros de Armando Scanonne, José Rafael Lovera y Rafael Cartay, entre otras) son factores que han venido a cambiar, de forma positiva, la realidad y la reflexión del gusto en Venezuela. Por eso, después de estos grandes cambios, el SIG se hace eco de una tendencia global e invita a sus expositores, invitados y asistentes a retomar los fundamentos, revisitar la tradición.

No hay comentarios: